CASTING AUDIOLIBRO “CATH”

CASTING AUDIOLIBRO “CATH”

Fecha límite de envío: viernes 17 de mayo, 10:00 AM.

ESPECIFICACIONES DE TALENTO: Hombre de 45 años.

INDICACIONES: Grabar pizarra: “Casting CATH” + Nombre + Apellido 

TEXTO CASTING (grabar sólo 3 minutos)

Antonia tiene todos los atributos que me
gustan en una mujer, al menos si soy lo suficien-
temente objetivo. Lo descubro desde que Emily
rompe nuestro abrazo para presentármela.
—Antonia, mi papá, mi papá, Antonia
—dice justo antes de que mi mano tendida sea
ignorada para, a cambio, plantarme un par de
besos.
Debe ser varios años menor que mi hija.
Es decir, apenas es una niña que no alcanza la
veintena, la edad precisa para despertar el de-
seo del más ecuánime. Ha come-
tido el error de viajar ataviada por el destino y
no por el trayecto. Su breve vestido floreado
acusa los efectos del aire y se levanta un poco,
lo suficiente para mostrar casi por entero sus
muslos, en donde podría perder la mirada. No
se inmuta. Como tantos veraneantes en clima
tropical, asume que los lugareños están acos-
tumbrados a la contemplación de la piel desnu-
da. No sé si sea cierto. A mí me sigue causando
un gran deleite la semidesnudez que me ofren-
dan las mujeres en reposo sobre la franja de pla-
ya que alcanzo a contemplar desde mi terraza.
En los días más aciagos, hasta me apresuro a re-
correr distancias largas en pos de un atisbo que
me salve de la melancolía.
Ignoro si es una condición compartida
por todo el género al que pertenezco pero, des-
de que tengo memoria, no puedo pensar en un
solo día en que no haya fantaseado con recorrer
una piel desconocida, con tomar por el talle a
una mujer o con hacerle el amor de tan diversas
formas que he acabado por repetirme. Me basta
un pretexto nimio como una sonrisa, el avista-
miento de una rodilla que debería cubrir la falda
o la cadencia de un andar resuelto y voluptuoso
para dar rienda suelta a mi imaginación estimu-
lada por mis deseos. Desde ahora sé que Anto-
nia no saldrá indemne de mi acoso despiadado,
aunque éste sólo tenga cabida en mi mente ur-
gida de historias placenteras.
Les ayudo a llevar su equipaje hasta la
habitación y deposito el equipaje en las camas. Me
dicen que van a acomodar la ropa, que se pon-
drán cómodas y que me alcanzarán en la terraza
dentro de algunos minutos. Entretengo la espe-
ra preparándoles unos cocteles con vodka, jugo
de frutas y hielo frapé. En cuanto escucho el 
sonido de las sandalias, 
una nueva crispación llega junto con
el aroma de aceite de coco, brisa marina, atar-
decer y mujer joven.
Lo que más me gusta de una mujer son
sus piernas y, sobra decirlo, me encanta verlas
sin el estorbo de la ropa. Aunque, siendo since-
ro, también le encuentro sus ventajas al obser-
varlas enfundadas en licra o en cualquier tela
que me permita ver el contorno exacto de sus
formas. En verdad, me re-
sultan suficientes unos cuantos centímetros pa-
ra echar a volar mi fantasía. El problema, claro,
radica en que estas miradas pertenecen a lo su-
brepticio. A pocas mujeres les gusta el peso de
una mirada fija, contemplándolas con descaro.
Me siento un poco frustrado cuando
antonia y Emily se presentan con shorts, por-
que yo esperaba ver a la española ataviada sólo
con un diminuto bañador que me permitiera
apreciar a todo lo largo sus extremidades. Aun
así, en cuanto se acomodan en las tumbonas,
me armo de paciencia, cubro mi mirada con las
gafas y me dedico a apreciarla.
Antonia es demasiado blanca, casi rosa-
da. Sus piernas son lindas. Además, cuando
una mujer está sentada, siempre se ven más
gruesas de lo que son. Sobre todo si, por ejem-
plo, alzan una mientras la otra está estirada.
así es como se sienta Antonia, adoptan-
do esa postura para dejar su bebida cómoda-
mente sobre la mesa que está entre ellas, sin
sospechar que es vulnerada por el padre de su
amiga. Entre los tres formamos una especie de
círculo desde donde yo puedo observarla sin
ambages. Los lentes para el sol son la bendición
de los fisgones. 

Sube tu casting en formato mp3

Mediante el siguiente botón compártenos tu archivo y recuerda nombrarlo de la siguiente forma:

CATH_Nombre_Apellido_Casting.mp3

Ejemplo: CATH_LuisSánchez_Casting.mp3

Uso: A disposición del cliente.

Territorio: Mundial.

Temporalidad: Perpetuidad.

Medio: Plataformas de audiolibros.

Presupuesto por hora terminada: $1,500 + IVA – 15% por comisión para Talento general ó – 10% por comisión para Talento con membresía Premium activa.

Términos y condiciones: El envío de tu casting implica la aceptación del presupuesto y los términos de uso, territorio, temporalidad y medios; la disposición de venir a un Callback en caso de ser pre-seleccionado y de empezar a grabar cuanto antes entre 3 y 4 horas diarias en días hábiles hasta terminarlo.

SBI se compromete a no utilizar la interpretación, ejecución, imagen, voz, o las grabaciones que incluya el casting, o la grabación final  en su totalidad o en fragmentos para crear, entrenar o alimentar algún código, tecnología, simulación, clon, algoritmo de inteligencia artificial, software, doble digital o sintético que atente contra los derechos morales del mismo autor (actor de voz, intérprete o narrador).