CASTING AUDIOLIBRO “TRNS-H”

CASTING AUDIOLIBRO “TRNS-H”

Fecha límite de envío: viernes 17 de mayo, 10:00 AM.

ESPECIFICACIONES DE TALENTO: Hombre joven (18-23 años), voz calmada y profunda, tono un poco sarcástico y arrogante. Intenta mantener un aura de misterio cuando cuenta las cosas.

INDISPENSABLE:

  • Se requiere que tengan facilidad para interpretar personajes, emociones y situaciones diferentes.
  • Se requieren habilidades de actuación.

INDICACIONES: Grabar pizarra: “Casting CNEV” + Nombre + Apellido Grabar máximo 3 minutos de casting + algunas líneas de diálogos que al final se adjuntan.

TEXTO CASTING (nos importa sobre todo escuchar la interpretación e intenciones en los diálogos de él):

 

Se sorprendió un montón al llegar al mirador y encontrarme ahí, observando el mar. Yo dibujaba, apoyado en el viejo barandal de madera. Ella se acercó con cautela para curiosear qué hacía. 

—Bien, ¿qué quieres saber? —le pregunté.

Se apoyó también en la baranda a medio metro de distancia, tenía tantas preguntas que no sabía por dónde comenzar.

—¿Por qué no te sorprendió verme aquí y en Scielo1? —dijo ella.

—¿Por qué me sorprendería?

—Porque literalmente te topaste con dos chicas exactamente iguales en ambos lugares, así que es obvio que tú y yo, ya sabes. Tenemos dos vidas.

—No eres exactamente igual, estoy seguro que Sophie es más pequeña, y eso que acá no eres muy alta que digamos —me burlé.

—Eso qué importa. ¿Hay más gente como nosotros? ¿En serio las has visto? Siempre había pensado que no podía ser yo la única. Y tú actúas con tanta naturalidad que pareces hasta acostumbrado.

—Obvio, ¿tú no?

—¡Nunca! De niña me trataron de loca, por eso lo mantuve en secreto. Y busqué por internet tanto aquí como en Scielo1 y nunca hallé a nadie. No entiendo cómo puedes saberlo, antes de ti yo nunca vi a dos personas iguales.

—No puedes ir buscando gente igual en ambos universos. Hay demasiada y no todas viven en el mismo lugar. Basta con que te fijes en su estela.

—¿Cuál estela?

—La estela. La que todos tenemos.

Por su cara me di cuenta que no tenía idea de qué le hablaba. Tomé una hoja de mi cuaderno y comencé a dibujar la silueta de una persona.

—Todos tenemos una estela visible, al menos la gente portal como nosotros la puede ver. La mayoría la tiene así. —Dibujé una especie de halo alrededor de la persona—. Mientras que la estela de los portales es así. —Tracé unas líneas que salían de la cabeza de mi dibujo—. Se extiende hasta perderse de vista, eso significa que tienes dos cuerpos físicos en dos dimensiones diferentes. ¿En serio no las puedes ver?

Encogió los hombros.

—¿Hay muchos más? Aquí en Almarzanera quienes son así… ¿portales?

—La única portal que vi aquí eres tú, pero es porque Almarzanera es un pueblo pequeño, en la ciudad hay más, pero somos uno en un millón.

—¿Todos estamos en Scielo1? ¿O es algo mundial?

Tomé aire y empecé a dibujar unos círculos.

—Mira, existen una infinidad de dimensiones. Realidades alternas. Se crean cuando en una hay una divergencia lo suficientemente importante para que la realidad se bifurque. Esto es desde el origen de los tiempos, así que hay dimensiones donde tú y yo nunca nos conoceremos — Señalé un círculo—, otra donde tal vez nos conocimos desde antes. —Señalé otro cercano—. En algunas no debemos ni existir y en muchas otras no existen los humanos. —Dibujé un círculo pequeño alejado en una esquina. —En medio…—comencé a pintar de negro haciendo rayones en todo el espacio en blanco alrededor de los círculos—. Es la zona cero, el espacio entre dimensiones. Cuando una realidad se divide en dos, se crean realidades gemelas. Es el caso de la dimensión T51 y T52. Estamos en la realidad T52. En la T51, Scielo1 es el centro tecnológico más grande del mundo, en la T52, Scielo1 no existe y en su lugar está este pueblo. Como las dimensiones son gemelas el velo que las separa a ambas es muy leve, por eso a veces se da que un individuo como nosotros pueda compartir una estela, alma, energía o como quieras llamarlo, con dos cuerpos en ambas dimensiones.

—Cuando era pequeña estaba segura de que una vida era real y soñaba la otra, al crecer fui investigando y supuse que al dormir me iba a otra dimensión por algún motivo.

—Ninguna es un sueño, ambas son reales y pertenecemos a ambas. Al dormir, quienes somos portales, tenemos la facultad de traspasar el velo y pasar de una dimensión a la otra, aunque el tiempo en ambas transcurra en paralelo. Pero las sentimos como si fueran días intercalados.

—Creo que entiendo, suena lógico, o algo así, pero… La pregunta es ¿por qué? Por qué vivimos en dos dimensiones, ¿quién decide que tengamos esa habilidad?

—No lo sé. El por qué no está muy claro, algunos tienen teorías religiosas, otros tienen teorías científicas. Yo creo que es un poco de ambos. Si bien no hay un motivo concreto, sabemos que si se cumplen ciertas circunstancias las posibilidades aumentan. ¿Sabes que en el mundo hay mujeres muy parecidas a ti, solo por una coincidencia genética? Ahora piensa que esas posibilidades aumentan si hablamos de dos universos. Así que si dos personas con características genéticas muy similares, son concebidas casi en la misma fecha, nacen al finalizar el ciclo lunar, cuando el velo es más débil y en puntos geográficos cercanos, es posible que compartan una sola esencia. También puede ser hereditario, si uno de tus padres o todos ellos son portales, las posibilidades aumentan. Pero veo que no es tu caso. ¿O sabes con certeza que ninguno de tus padres lo es?.

—Mis padres aquí por supuesto que no, ellos me llevaron a terapia cuando hablaba de mi otra vida. Mi papá Nicolás, el de Scielo1 tampoco, pero mi otra  madre murió al darme a luz.

—Tal vez ella era un portalera portal. —dije con desinterés—. O solo fue coincidencia. Creo que fue suficiente por hoy. Nos vemos en el tren. 

—Solo una cosa más. ¿Qué pasa si muero? Es decir, si muero aquí…

—Eso no afecta la otra dimensión. Si mueres aquí, en la otra seguirás con vida, pero no podrás regresar aquí. Así que disfruta un poco, tienes dos vidas.

 

SEGUNDO TEXTO CASTING (sólo lee los diálogos subrayados):

—Bien, ¿qué quieres saber? —me preguntó.
 
Me apoyé también en la baranda a medio metro de distancia, tenía tantas preguntas que no sabía por dónde comenzar.
 
¿Por qué no te sorprendió verme aquí y en Scielo1?
 
—¿Por qué me sorprendería?
 
Porque literalmente te topaste con dos chicas exactamente iguales en ambos lugares, así que es obvio que tú y yo, ya sabes. Tenemos dos vidas.
 
—No eres exactamente igual, estoy seguro que Sophie es más pequeña, y eso que acá no eres muy alta que digamos —se burló.
 
Eso qué importa. —No quise demostrarle que me enojaba— ¿Hay más gente como nosotros?
¿En serio las has visto? —siempre había pensado que no podía ser yo la única. Aaron actuaba con tanta naturalidad que parecía hasta acostumbrado.
 
—Obvio, ¿tú no?
 
Nunca, de niña me trataron de loca, por eso lo mantuve en secreto. Y busqué por internet tanto aquí como en Scielo1 y nunca hallé a nadie, al menos nadie real, algunos mentían. No entiendo cómo puedes saberlo, antes de ti yo nunca vi a dos personas iguales.
 
—No puedes ir buscando gente igual en ambos universos. Hay demasiada y no todas viven en el mismo lugar. Basta con que te fijes en su estela.
 
¿Cuál estela?
 
—La estela. La que todos tenemos.
 
Por mi cara se dio cuenta que no tenía idea de qué me hablaba. Tomó su cuaderno en una hoja en blanco y comenzó a dibujar la silueta de una persona.
 
—Todos tenemos una estela visible, al menos la gente portal como nosotros la puede ver. La mayoría la tiene así. —Dibujó una especie de halo alrededor de la persona—. Mientras que la estela de los portales es así. —Trazó unas líneas que salían de la cabeza de su dibujo—. Se extiende hasta perderse de vista, eso significa que tienes dos cuerpos físicos en dos dimensiones diferentes. ¿En serio no las puedes ver?
 
Encogí los hombros.
 
¿Hay muchos más? Aquí en Almarzanera quienes son así… ¿portales?
 
—La única portal que vi aquí eres tú, pero es porque Almarzanera es un pueblo pequeño, en la ciudad hay más, pero somos uno en un millón.

Sube tu casting en formato mp3

Mediante el siguiente botón compártenos tu archivo y recuerda nombrarlo de la siguiente forma:

TRNS-H_Nombre_Apellido_Casting.mp3

Ejemplo: TRNS-H_LuisSánchez_Casting.mp3

Uso: A disposición del cliente.

Territorio: Mundial.

Temporalidad: Perpetuidad.

Medio: Plataformas de audiolibros.

Presupuesto por hora terminada: $1,350 + IVA – 15% por comisión para Talento general ó – 10% por comisión para Talento con membresía Premium activa.

Términos y condiciones: El envío de tu casting implica la aceptación del presupuesto y los términos de uso, territorio, temporalidad y medios; la disposición de venir a un Callback en caso de ser pre-seleccionado y de empezar a grabar cuanto antes entre 3 y 4 horas diarias en días hábiles hasta terminarlo.

SBI se compromete a no utilizar la interpretación, ejecución, imagen, voz, o las grabaciones que incluya el casting, o la grabación final  en su totalidad o en fragmentos para crear, entrenar o alimentar algún código, tecnología, simulación, clon, algoritmo de inteligencia artificial, software, doble digital o sintético que atente contra los derechos morales del mismo autor (actor de voz, intérprete o narrador).